Los Viajes de Nomada Q

[arqui][btop]

Destacados:

[mainbis][slideshow]
Con la tecnología de Blogger.

El deshielo deja al descubierto un bosque enterrado hace mas de mil años en Alaska


Como consecuencia del cambio climático los polos se están deshaciendo dejando al descubierto enormes extensiones de territorio que conforman decenas de millones de metros cuadrados de superficie. Cuya riqueza en recursos minerales, medioambientales y científicos apenas se alcanzan a vislumbrar.

Pero no solamente están en proceso de desaparición los cascotes polares debido a la acumulación de CO2 en la atmósfera, en áreas geograficas mas septentrionales como el estado de Alaska en América del Norte, también se están observando sus efectos. Que aparte de sus importantes daños medio ambientales, esta dejando al descubierto auténticos tesoros naturales ambientales que habían permanecido ocultos durante miles de años.

Este es el caso del glaciar Mendenhall una extensa lengua de hielo que desemboca en un lago próximo a la localidad de Juneau, en su retroceso ha dejado al descubierto un bosque cuyo test de carbono le confiere una antigüedad de mas de hasta 2.300 años.

Descubierto por un equipo de biólogos pertenecientes a la  Universidad de Alaska Southeast. Su hallazgo se produjo por casualidad cuando realizaban un estudio sobre el impacto que están experimentando sobre la diversidad de ecosistemas que lo conforman. Tras observar como miles de tocones pertenecientes abetos, sauces y álamos, especies predominantes en la zona emergian redibujando un paisaje hasta ese momento helado.

Algunos ejemplares que todavía presentan sus raíces, presenta un excelente aspecto y grado de conservación, debido al efecto protector de la capa formada por el carbono sedimentado. Estrato que ha permitido su aislamiento permitido su conservación creando un ecosistema con una temperatura favorable.

Originalmente conocido como Sitaantaagu ("el glaciar detrás de la ciudad") o Aak'wtaaksit ("el glaciar detrás del pequeño lago") por los miembros de la tribu nativa Tlingits, el glaciar fue descubierto por el naturalista John Muir en 1888. En 1891 fue rebautizado con su actual nombre en honor de Thomas Corwin Mendenhall . Siendo su origen el lago Mendenhall manantial del río Mendenhall.

Dirigidos por Cathy Connor geóloga y Roman Motyka, profesor emérito de geofísica, el glaciar Mendenhall que ha retrocedido 174 metros en el ultimo año presenta un proceso cuyo estado es irreversible. Desnuda la roca, mostrando los cúmulos de semillas depositadas por las corrientes de viento y esporas de musgo entre la tierra estéril. Su suelo pobre en nutrientes, dependen del lúpulo en flor de aliso y de la fijación realizada por el nitrógeno.




No hay comentarios :

Especial (trenes)

[reter][stack]

Street Art

[urt][btop]

City Global Amsterdan:

[cglobal][grids]

NomadaQ TV